sábado, 19 de enero de 2013

Ese algo especial que enamora...

Corro como una loca, me choco contra alguien y tras pedirle disculpas todo lo educadamente que puedo prosigo mi viaje. Miro los coches, los edificios y que parte de la calle está desierta. Siento que me faltas tú. Aunque en realidad siento que me faltas estando en cualquier parte de la ciudad, el país o el mundo al no saber donde estás. Sigo andando, corriendo a ratos,pensando que aquella parte del mundo es lo bastante ancha y está lo suficiente vacía para que vengas paseando y me veas en seguida acordándote de alguien que ni si quiera conoces.

Llego a mi destino sin haberte visto, sin haberte encontrado, como de costumbre. Ya no me parece extraño. Puedo correr o andar pensando en ti incluso en los mejores momentos. Pero no te puedo ver. El destino lo quiere así. Y el destino es un asco.
Abro la gran puerta que en realidad no es grande y entro. Subo las escaleras aún pensando en ti mientras tarareo una canción de amor. Veo una ventana, me acerco a ella y abro mi mochila. Al final de mis libros y demás cosas variadas encuentro una corona desgastada por el tiempo y con alguna perla caída. Fue realmente preciosa aunque ahora no lo pareciera. La acaricio por última vez y la dejo caer por la ventana abierta.

Ya no quiero ser princesa, ya no quiero llevar esa corona ni tener esas responsabilidades. Quiero llorar en una esquina sin la necesidad de sonreír por la existencia de una corona que se puede caer.
Porque ahora, la he tirado yo. Y sí, lo he hecho aún pensando en ti y en lo que me perdí. En las dos palabras o tres si las hubiese dicho en inglés que no te dije.Sé que tengo que pasar página, y tal vez soltar esa corona haya sido el primer paso. El segundo es olvidar las imágenes creadas por mi imaginación sobre un beso tuyo. Mi inseguridad al hablarte para la más mínima cosa y el dejar de torturarme pensando en la cantidad de pequeñas cosas que no vi. Yo quería a alguien, sin salir, eso sí. Y aún así, tú eras la pequeña pero existente excepción. Porque el físico atrae, pero tú tenías ese algo especial que enamora.

Tumblr_mgubfuaid71r34qiso1_500_large
Ese algo especial que enamora...

 

2 comentarios:

¿Nos dedicas unos segunditos de tu vida?