domingo, 20 de enero de 2013

Some days, I break

Ich bin all das, was Du nicht bist.Me meto en mi cama y me tapo con la manta hasta la barbilla. Pronto entro en calor y siento una delicada agüilla cayendo por mis mejillas desde mis ojos. Bebo un poco del refresco embotellado que tengo a mi lado, me seco las lágrimas con un pañuelo y empiezo a pensar.
Pienso en repartir sonrisas aunque necesite una, pienso en andar en un segundo plano mientras ellas van delante. Pienso en no decir lo que pienso y frustrarme rápidamente. Pienso en las cosas que aún no he logrado. Alargo el brazo y corro un poco la cortina, pero el paisaje no me alegra. La oscuridad se va adueñando de la ciudad para dejar atrás al Sol. No sé lo que tengo que hacer a partir de aquí. De momento solo quiero apretar mi cabeza contra mi almohada, que tanto saber de mí y llorar en silencio sin que nadie me moleste, con la manta hasta la barbilla...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos dedicas unos segunditos de tu vida?