domingo, 17 de febrero de 2013

Duele

Duele no ser la primera en nada. Duele hacer las cosas y que nadie te las agradezca. Duele estar siempre en un segundo plano. Duele empezar revoluciones y que otro se lleve la fama. Duele ser como soy. Duele vivir de instantes y recuerdos lejanos. Duele vivir en la sombra de alguien, o de personas que escriben, viven y hasta sonríen mejor.
FAHEETA, i’m not a machine :O ! i have feelings ! i need...Duele levantarme cada día y odiar esa foto enmarcada de cuando era pequeña porque sonreía. Porque aún no me preocupaba por nada. Porque vivía en un mundo de ignorancia. Duele preguntarse cosas sobre el pasado, sobre qué habría cambiado si hubiese hecho esto o no hubiera hecho lo otro. Duele saber que nada es para siempre y que por mucha amistad que tengas con alguien, más o menos importante para ti, en cualquier momento puede llegar alguien que te sustituirá. Duele haber sido el pañuelo, la tela de lágrimas y que los buenos momentos se compartan con otras personas. Duele ser tú la que llama y saber que va a ser un día igual, que nada ni nadie te va a hacer sentir especial.
Para todos aquellos que tengáis una vida genial, para todos aquellos que podáis sonreír de verdad al espejo cada mañana, para todos aquellos que tenéis amistades que mueven el mundo y amores que crean miles de estados y cartas con ochos tumbados, disfrutadlo. Disfrutadlo porque aún no sabéis lo que es sentirse bien, con tus amigas, tal vez al son de una canción, sintiéndote infinita pero a la vez sabiendo que eso pasará a ser un recuerdo, ese recuerdo una memoria y esa memoria desaparecerá.
Muchas veces he pensado que no pegaba mucho con mis amigas. Que era la más rarita de todas. Que no soy igual, que por algo caigo tantas veces y que no puede ser culpa suya. Que la culpable, de algún modo, soy yo. Aunque haya personas en las que no confio, gente que cae bien a la gente pero a mí no. Pero ya vivo con ello, como si no me importara. Y esto, para que lo sepáis, aunque no es asunto de nadie, porque nadie es culpable aunque así lo parezca, duele.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos dedicas unos segunditos de tu vida?