lunes, 25 de noviembre de 2013

El bar, la chica y el bolígrafo

Стереотипы | VKAquí estoy sentada, en nuestro bar, esperando que entres por la puerta y ocupes el sitio vacío, que aunque tú tengas cosas mejores que hacer, yo no. Los cuadros que decoran el lugar, aquellos que tantas veces miramos juntos, me miran como interrogándome, como preguntándome a gritos dónde está esa sonrisa que me acompañaba cuando tú también lo hacías. O tal vez sus rostros pregunten por ti, igual que mi corazón, igual que cada canción que suena en mis discos, igual que el inocente camarero que ha seguido inconscientemente con su costumbre de poner dos pajitas en la bebida. Una de las que se doblan, para mí, que siempre fui una niña y una de las normales para ti, el mayor de los dos. Y esa pajita también me mira, expectante, quiere tus labios al igual que yo los quiero sobre los míos, en mi mejilla, en el pelo. Todo pregunta por ti sin hablar, y yo no sé responder, ni mirar, ni caminar desde que no estás. Solo sé escribir, y sin éxito, pues no nos engañemos, un bolígrafo puede hacer muchas cosas buenas, pero qué me va a recordar más a ti que la tinta negra escribiendo, con letra pequeña, ese gesto que tenías al retirarte el pelo negro de la cara o la primera vez que tiraste de mi brazo para llevarme junto a ti. O tal vez por lo que pregunten todas estas cosas y personas, aquello por lo que pregunta mi vida a día de hoy, sea por mi coherencia. ¿Quién dejaría ganar a un corazón enamorado sin darse cuenta de que es como pedir a un psicópata que dispare? Y por mucho que me termine la bebida de un sorbo y tire tu pajita lejos, sé que  esa persona que sigue dejando ganar a su corazón, soy yo.

5 comentarios:

  1. Dios Topi, es tan sadfsahdhsgbas *------* Me encanta, me encanta, me encanta. Ahora mismo estoy fangirleando ¿? hahahahaha xDDD En serio, es precioso, lo describes tan bien. Ya me gustaría a mi escribir como tú, ya, que haces que las cosas más complicadas parezcan fáciles de relatar. Me has enamorado en cada frase, en serio que creo que es uno de los textos que has escrito que más me han alelado >.<

    ResponderEliminar
  2. El corazón, definitivamente, se vuelve loco. Tal vez más valga más corazón que palabras vacías, tal vez más valga un corazón desbocado que el sentir que quiere dejar de latir. Es curioso, algunos deseamos reanimarlo mientras que otros desean que deje de correr desbocado...pero de ninguna de las dos maneras hay forma de controlarlo, el corazón nunca escucha y menos acepta ordenes del cerebro que siempre desea controlarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy bien escrito, Topi. Estoy con La chica de los chicles, consigues plasmar en tus relatos grandes problemas y preocupaciones de una forma que parece hasta sencilla. Unes las ideas muy bien. Admiro tu forma de escribir, sigue así c:
    ¡Besazos! ♥

    ResponderEliminar
  4. Hola, que bonito escribes!! Lo malo es que lo haces tan bien que te han copiado en otro blog, te dejo el enlace:
    http://cristinaestroo.blogspot.com.es/2015/06/el-bar-la-chica-y.html

    ResponderEliminar

¿Nos dedicas unos segunditos de tu vida?