sábado, 22 de febrero de 2014

Otra vez

¿Qué es esto que siento? No lo entiendo. Desde que entraste en mi vida, todo dejo de tener sentido. No quiero volver a pasar por esto, ya no más. De los errores se aprende, pero esta vez no es así. Dejar de pensar en ti me es imposible. Ocupas la mayor parte de mis pensamientos. Tu sonrisa es mi energía. Cuando estás cerca de mí, todo mi cuerpo de tensa. La primera vez fue mala, esta es aún peor. Junto a ti soy fuerte, pero a la vez me rompo.



Depression /


Todo en ti me parece perfecto, aunque no lo sea. Sólo soy una "amiga" más. Odio ver como pasas de mí, eso me mata. Contigo, la risa se convierte en llanto y, el llanto en risa. Cada cosa que veo me recuerda a ti. No puedo oír ninguna canción de amor sin pensar en ti. Nunca sé cómo llenar los silencios incómodos. Cuando me encuentro a tu lado soy feliz. Y estoy segura de que tú no sientes lo mismo. Sufro y ni te das cuenta.
Cuando creí que todo había acabado, volvió a empezar con más fuerza.
 




 
                                                                                               
                                                                 


sábado, 8 de febrero de 2014

Ella.

Era difícil, pero, si te acercabas a su cama a altas horas de la noche, aún podías ver las lágrimas surcando su rostro y oír su respiración entrecortada.

Era fácil verla esbozar una sonrisa, porque se ilusiona fácilmente y porque quiere ser feliz. Pero ella sabe que sonreír no implica "ser feliz".

También era fácil ver su expresión seria, porque no podía fingir ser feliz siempre.

Nadie podía imaginarse lo que ella hacía cuando se quedaba sola en casa.

¿Ella era egoísta?

Tal vez un poco.

Había gente que la quería, pero su amor nunca sería suficiente.

Primero tendría que quererse a sí misma para luego aceptar el amor de los demás.

Y esa tarea le llevaría un tiempo que no tenía o no quería tener.



domingo, 2 de febrero de 2014

Besos

A cold beautyY cuando me besabas, las grietas de mis labios se sanaban, y hasta estaban más bonitos. Cuando me besabas, las heridas del alma no se notaban y por fin daban una tregua para que los sentimientos afloraran. Cuando tus labios cálidos cedían su calor a los míos, eternamente fríos, hasta ese 'eternamente' se rompía y se permitían la calidez de nuestros corazones tocándose por medio de ellos. Labios, ni siquiera me parecía una palabra bonita hasta que aparecieron los tuyos y lo que antes estaba bien ahora estaba mal. Porque antes estaba bien sin ti y ahora no quiero seguir así. Quiero que me beses y me dejes sin respiración con tu tacto, quiero que el corazón me vaya tan rápido en el pecho que nunca nada me vuelva a quemar igual, pues quiero que nuestro calor sea el más intenso y bonito que haya. Porque cuando me besas, algo pasa en mi interior, algo que no sé explicar, pero que tampoco quiero olvidar. Y no lo olvido porque quiero saber si es verdad, si cuando me beses es cierto que sonreiré con cada pedazo antes roto de mí.
Porque de momento, aún no te he besado.