domingo, 23 de junio de 2013

Nunca des la espalda, nunca te rindas

Parece que las aguas están más tranquilas, casi ya no sopla viento, tan solo una brisa con olor a felicidad. Los problemas se han escondido durante unos días para dejar paso a la tranquilidad. Ya no hace falta que nos mantengamos rectos porque estos días son para sentir toda la adrenalina en nuestro cuerpo. Porque, por fin, la vida nos da un regalo. Las lágrimas van a desaparecer, el sol sonreirá en lo alto del cielo, las sonrisas irán a todas partes acompañadas de los recuerdos de casi un año. Porque por fin, el estrés se va a extinguir.
Va a ser imposible olvidar los momentos que vamos a vivir acompañados de locuras, música y amor porque vamos a intentar vivir lo que nunca hemos podido hacer. Esta etapa está hecha para nosotros, hay que saber aprovecharlo, hay que saber sentir cada momento como si fuera el último.
No vale la pena encerrarte en un pasado, no intentes arreglar lo que ya no se puede, las tragedias no van a formar tu futuro.
Que nada te impida vivir el presente, porque presente hay muchos, pero ninguno es igual, no des la espalda a la adolescencia. Intenta dominar sobre ella y que no te controle ella a ti. Nos va a llevar a los más alto, pero también a lo más hondo.
La arena ya ha borrado la infancia, ahora, está escrita una palabra, que un día lejano, el mar volverá a borrar, porque nuestra vida, está compuesta por etapas, son todas subidas y bajadas del mar. Las olas son nuestros cambios de humor, intenta que no haya olas, intenta que todo este tranquilo.
La arena ha dejado una larga lista de cosas por hacer en esta nueva etapa, que todos acabaremos viviendo, y entre ellas, está la palabra soñar, porque es ahora, cuando más nos hacemos notar, porque estamos formando el camino en nuestras vidas. Lo estamos intentando hacer solos, aunque tal vez, algún día, necesitemos ayuda.
 
No des la espalda, nunca te rindas, porque algún día, la arena ya no mostrara esa etapa y será demasiado tarde para volver a vivirla.
 
 

6 comentarios:

  1. Oh, me ha encantado.
    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho.
    ¿Eres tú la de la foto?
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, yo no salgo tan bien en las fotos :(
      Gracias!

      Eliminar
    2. No, yo no salgo tan bien en las fotos :(
      Gracias!

      Eliminar
  2. Me enamora como está escrito... Y cuanta razón tienes :$
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. No puedo adorar más esta entrada. No es solo por lo bien escrita que está, me ha hecho ver la adolescencia de otra manera. No me gusta crecer y la adolescencia tampoco, pero con este relato has conseguido que lo vea de otra manera.
    Escribes muy bien, ¡sigue así! :)

    ResponderEliminar

¿Nos dedicas unos segunditos de tu vida?